Principal
Horóscopo
Esoterismo
Paranormal
Servicios
Cometarios

 

Carta Astral

Astrología

Los seres humanos ocupan un lugar sumamente interesante en el seno del esquema cósmico de las cosas. Nuestros cuerpos físicos tienen las mismas necesidades que las de todos los mamíferos. Para sobrevivir tenemos que comer y necesitamos techo y calor. Pero, a diferencia de otras criaturas de sangre caliente, también nos resulta necesaria una conexión espiritual con el universo del cual formamos parte.

Las primeras ciencias fueron la Astrología y la agricultura. En la mayoría de las civilizaciones más antiguas (y en muchas de las modernas) estos dos aspectos esenciales de la vida humana aparecen totalmente integrados. Para la existencia física es fundamental el estudio de las posiciones de los planetas y del Sol y la Luna por su relación con los grandes ciclos climáticos de la naturaleza. Pero ¿es esta aplicación del legado celeste el único significado que los planetas tienen para nosotros? ¿Los conocimientos que tenemos sobre los cielos y el sistema solar sólo sirven para satisfacer nuestra hambre fisiológica? ¿Dónde están nuestros anhelos emocionales, mentales y espirituales?

La humanidad ha de mirar hacia lo alto para calcular el mejor momento de plantar y cosechar. Pero también ha de mirar hacia su interior para comprender su propio ciclo de transformación, sus propios patrones de crecimiento y sus propios métodos que le permitirán sembrar y cosechar los premios de su evolución psicológica y espiritual. La Astrología aporta unidad y significado a la relación vital entre el cultivo de la tierra y el de nosotros mismos.

Los planetas y las estrellas de los cielos, allá en lo alto, y nuestras pequeñas vidas aquí abajo, en el tercer globo que gira alrededor del Sol, poseen un nexo inseparable: en el Cosmos todo es Uno. La Astrología es el medio para percibir esta fundamental interconexión y la hermosa unidad de la vida.

Durante muchos siglos, esta ciencia ha ido desarrollando un sistema de pensamiento y una forma de responder a lo que parece el inexplicable caos de la vida. La Astrología es muy antigua. Nosotros, los astrólogos, hemos completado y perfeccionado horóscopos que fueron escritos en tablillas de arcilla 3.000 años a. De C., lo cual quiere decir que hace más de 5.000 años la astrología ya era un estudio establecido, un código de comprensión escrito.

La Astrología posee su propio lenguaje. En primer lugar, y lo más importante, es que ese lenguaje simbólico se representa a través de una serie de jeroglíficos. Los astrólogos somos capaces de extraer una gran cantidad de datos no sólo de estos símbolos y de los diseños que forman, en especial, del mapa estelar que los jeroglíficos astronómicos componen a partir de la fecha, hora y lugar de nacimiento. Este mapa se llama “horóscopo”,”carta astral” o “carta astral” y al descifrarlo, el astrólogo puede decir una gran cantidad de cosas de la naturaleza de una persona, su carácter y destino.